DIOCESIS DE MEXICO
IGLESIA ORTODOXA EN AMERICA
O. C. A.
Home / Noticias anteriores
Exarcado de México elevado a Diócesis 18/01/09

Preparado por Padre Antonio Perdomo

“Y llegando Jesús, les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y doctrinad á todos los Gentiles, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo: Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado: y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” ~ Mateo 28:18-20

El domingo, 18 de enero de 2009, estaba muy aparente que el Espíritu Santo reunió a la iglesia de Cristo en la Ciudad de México para un evento muy significativo. El Metropolitano Jonás, la mayoría de los jerarcas del sínodo de obispos, clero, monásticos, y una multitud de feligreses de México, los Estados Unidos y Canadá se reunieron en la Catedral de la Ascensión de Nuestro Señor. Centenares participaron en la bendita ocasión de la elevación del obispo auxiliar a obispo gobernante y del Exarcado de México a Diócesis completa de la Iglesia Ortodoxa en America (OCA).

La celebración de este evento tan grandioso encontró al Obispo Alejo [Pacheco-Vera], rodeado por varios del clero fundadores de esta Iglesia Ortodoxa en México, inclusive el Sacerdote Ramón Merlos y Sacerdote José Raúl Valencia, y también el jerarca de muchos años Arzobispo Dmitri. Todos presente regocijaron al participar en este próximo paso tan importante para traer la plenitud de la iglesia ortodoxa a la cultura de America Latina. Sacerdote Mexicano, Ramón Merlos, Rector de la Iglesia Ortodoxa Rusa Nuestra Señora de Kazan en San Diego dijo, “Este evento es un evento muy histórico para México. Por la primera vez, tuvimos seis obispos y el Metropolitano visitándonos para apoyar y orar con nosotros como la santa iglesia ortodoxa en México. Todos presente tuvieron una experiencia espiritual muy profunda.”

El Metropolitano Jonás, hablando en español, compartió la grandeza de elevar la Iglesia en México de Exarcado a Diócesis de la OCA, y de equipar completamente la Iglesia para cumplir la obra que Cristo le exige. Al terminar los servicios de instalación, cada obispo ofrecieron en turno sus deseos y felicidades para el obispo Alejo y la nueva diócesis de México. Arzobispo Serafín de Ottawa y Canadá compartiendo que la iglesia de Norte America es como un sándwich, con Canadá y México como el pan y los Estados Unidos como el relleno nutritivo en el centro. El Metropolitano agrego que ahora existe la iglesia ortodoxa en México, en EU y Canadá, y que existe una unidad indivisible de amor e intento entre ellas.

Entre todo lo aparente de este fin de semana era la gracia del Espíritu Santo y como el evangelio se esta compartiendo con los indígenas de este pueblo. Con la fundación ya en lugar, la mies esta para cosechar. La Diócesis de México al momento tiene nueve iglesias y misiones, incluyendo a la Catedral de la Ascensión en México DF, y miles de feligreses. Lo que se necesita de nuestra parte es orar al Señor de la mies que mande obreros a su viña.

Seminarista Mexicano estudiando en el Seminario de San Tikhon en Pensilvania, Subdiácono Abraham Labrada dijo, “Es muy bueno experimentar, participar en y ayudar crecer la iglesia ortodoxa en México al entrar en este nuevo capitulo en su vida.” Seminaristas invitados del Coro Misionero del seminario de San Tikhon cantaron las vísperas del sábado por la noche. El coro misionero también cantaron con el coro de la catedral y con otros invitados de San Jorge Mártir en Pharr, Texas el domingo durante la liturgia jerárquica y la entronización del obispo. “El fin de semana estuvo muy maravilloso e inspirador. Recibimos muchas bendiciones al estar presente,” dijo directora de coro invitada Analucía Perdomo de la iglesia de San Jorge Mártir en Pharr, Texas. La universitaria de la Universidad Panamericana de Edimburgo continuo, “Con todas nuestras visitas en estos últimos años, que gran bendición ver al Exarcado de México crecer, convertirse en una Diócesis y entrar en lo suyo. Que bueno es en alguna manera ser parte de todo lo sucedido de este momento.”

Acompañando al Metropolitano Jonás y el Obispo Alejo, los otros jerarcas presente en este gran evento incluye al Arzobispo Dmitri de Dallas y el Sur, Arzobispo Nataniel de la Diócesis Rumana, Arzobispo Serafín de Ottawa y Canadá, Obispo Benjamin del Oeste y el Obispo Tikhon del Este de Pensilvania. Clero presente incluye al Sacerdote Ernesto Ríos, Sacerdote Ramón Merlos, Sacerdote Dennis Pihach, Sacerdote José Raúl Valencia-Salinas, Igumen Nazario Ipac-Uribe, Sacerdote Jorge Barrera-Zermeno, Sacerdote Antonio Perdomo, Sacerdote, José Luis Serna-Estrada, Hieromonje Victorin Torrez-Martínez, e Hieromonje Serfin Mendoza-Segundo. Varios diáconos, subdiáconos y monásticos también participaron en este fin de semana.

El intento de los primeros misioneros ortodoxos que al principio vinieron a Alaska era compartir las buenas noticias del evangelio con los indígenas de Norte America. Evangelización ha sido un tema continuo delegado a todo ortodoxo del tiempo de los Apóstoles hasta este día. Esta comisión perpetua mas seguido fue atestada por muchos al encontrarnos en la ciudad de México para la instalación del Obispo Alejo como el Obispo de la ciudad de México y México. Un paso grande ocurrió en la Iglesia Ortodoxa en México el entrar en la plenitud que le permite ahora cumplir con la comisión de nuestro Señor, y así manifestar la gracia de Dios y el fruto del Espíritu Santo. Universitaria de Edimburgo, Texas Cristina Perdomo agrega, “Este fin de semana en México fue muy conmovedor. Estaba repleto con la gracia del Espíritu Santo, además con la comunión continua de la iglesia entera, al México ser elevada a ser una Diócesis.”

Es posible que algunos se sorprendan por lo dicho arriba. Pero muchas veces cuando se habla de la iglesia ortodoxa en México. La duda parece ser si existe una iglesia ortodoxa en México. Si existe y tiene su comienzo como 45 años atrás. En 1965, el Obispo José [Cortes - Olmos], y su clero se comunicaron con el rector de la iglesia de San Serafín en Dallas, Texas, Padre Dmitri [Royster], el presente Arzobispo Dmitri de Dallas y el Sur. Arzobispo Dmitri, ayudo mucho convirtiendo muchos mexicanos a la ortodoxia y al traducir muchos de los servicios litúrgicos ortodoxos al español. El Arzobispo presento el caso de la iglesia ortodoxa en México a la jerarquía de la OCA. Después de varias comunicaciones y visitas informales, el Santo Sínodo mando oficialmente al entonces Obispo Dmitri a visitar a México y compartir los sucedidos de su visita. Ese reporte, después de un estudio particular por el Departamento de Asuntos Canónicos, recomendó que las comunidades en México sean recibidas en la OCA.

En 1971, Obispo José pidió que su iglesia fuese recibida en la OCA. El y el clero de su comunidad fueron recibidos como sacerdotes en su rango anterior en la Iglesia Católica. Antes de ser consagrado como obispo de Ciudad de México, Padre José estudio en el Seminario de San Vladimiro. A el lo consagraron como obispo en la Catedral de la Protección de la Santa Virgen en Nueva York el 22 de abril de 1972.

El 28 de enero después de una batalla corta con cáncer el Obispo José falleció. Su Beatitud Irineo, presidio en los servicios fúnebres en Ciudad de México el 1 de febrero de 1983. Hasta 2005 México no tuvo un sucesor para el Obispo José. EL 28 de mayo de ese año, en el seminario de San Tikhon en sur Canaán de Pensilvania, el Archimandrita Antonio Alejo [Pacheco-Vera], fue consagrado como Obispo Auxiliar de la Ciudad de México dentro del Exarcado de México. De este ultimo fin de semana, el obispo Alejo y el Exarcado de México se han elevado para la gloria de Cristo y su Iglesia.

Es mi esperanza que en el futuro, las preguntas no serán sobre si existe una iglesia ortodoxa en México, pero, más bien como podemos ayudarlos en su obra. Ahora, mas que antes, la Iglesia Ortodoxa en America puede estar conciente que en México y en America Latina, existe una iglesia ortodoxa que esta viva y muy activa compuesta de nuestros hermanos y hermanas en Cristo. La Diócesis de México es parte de nosotros; parte de nuestro cuerpo; el cuerpo de Cristo. Es una parte de nosotros que todos podemos ayudar y compartir espacialmente con nuestras oraciones y esfuerzos de ministerios. En verdad, el evento histórico visto por centenares de personas nos llena con la esperanza que el evangelio tomara su lugar y tendrá mucho fruto en America Latina.

_____________________________

© OCAMéxico-2018

_____________________________