DIOCESIS DE MEXICO
IGLESIA ORTODOXA EN AMERICA
O. C. A.
Santoral - 3 de Enero

Profeta Malaquías


El Santo Profeta Malaquías vivió 400 años antes del Nacimiento de Cristo, en el tiempo en que los judíos regresaron de la Cautividad Babilonia. Malaquías fue el último de los profetas del Antiguo Testamento, y es por eso que los santos Padres lo llaman “el sello de los profetas.”


Manifestándose a sí mismo como una imagen de bondad espiritual y piedad, dejo atónita a la nación y fue llamado Malaquías, i.e., un ángel. Su libro profético está incluido en el Canon del Antiguo Testamento. En el reprocha a los judíos, prediciendo la venida de Jesucristo y su Precursor, así como también el Juicio Final (Malaquías 3:1-5; 4:1-6).




Mártir Gordios


El mártir Gordios nació a finales del Siglo III en la ciudad de Cesarea de Capadocia dentro de una familia Cristiana. Cuando llegó la edad, entró el servicio militar. Debido a su valor y habilidad militar, fue nombrado centurión. Durante la persecución de los cristianos al comienzo del Siglo IV, dejó el mundo y se estableció el desierto del Sinaí para prepararse a sí mismo para la buena obra de confesar el Nombre de Cristo Salvador.


En el año 320, Gordio, apareció abiertamente ante el prefecto de una ciudad donde se llevaban a cabo los juegos paganos, y se identificó a sí mismo como cristiano. Fue arrestado, sufrió terribles tormentos, y después fue decapitado.




Venerable Genoveva


Santa Genoveva nació de padres ricos en Galia (actualmente Francia) en la villa de Naterre, cerca de París, cerca del año 422. Su padre se llamaba Severo, y su madre Gerontia. Según la costumbre del tiempo, ella apacentaba a menudo el rebaño de su padre en el Monte Valerien.


Cuando tenía aproximadamente siete años de edad, San Germán de Auxerre (31 de Julio) notó cuando ella pasaba por Nanterre. El obispo besó su cabeza y le dijo a sus padres que ella habría de ser grande ante los ojos de Dios, y llevaría a muchos a la salvación. Después Genoveva le dijo que ella deseaba dedicarse por completo a Cristo, y él le dio una medalla de bronce con la imagen de la cruz sobre ella. Ella le prometió llevarla en el cuello, y evitar llevar cualquier otro adorno en su cuello y sus dedos.


Cuando llegaron las noticias de que Atila el Huno, se aproximaba a París, Genoveva y otras monjas oraron y guardaron ayuno, pidiendo a Dios para que salvara a la ciudad. Repentinamente, los barbaros se alejaron de París y se marcharon en otra dirección.


Años después, cuando ella tenía quince años, Genoveva fue llevada a París para que entrara en la vida monástica. Con el ayuno, la vigilia y la oración, ella progresó en la vida monástica, y recibió de Dios los dones de la clarividencia y la capacidad de obrar milagros. Gradualmente, la gente de París y los lugares circundantes consideraban a Genoveva como un santo recipiente (2 Timoteo 2:21).


Santa Genoveva consideraba el servicio de Vigila del sábado en la noche como muy importante, ya que simboliza el cómo debe de ser nuestra vida entera, y decía: “Debemos de guardar vigilia en la oración y el ayuno para que el Señor nos encuentre listos cuando Él venga”. Una vez iba junto a las monjas durante un tempestuoso sábado en la noche y el viento apagó su linterna. Las monjas no podían encontrar su camino sin luz, ya que estaba oscuro y borrascoso, y el camino era difícil y estaba enlodado. Santa Genoveva hizo la Señal de la Cruz  sobre la linterna, y la vela dentro de ella se encendió con una fuerte flama. De esta manera fueron capaces de dirigirse a la iglesia para el servicio.


Hay una tradición que dice que la iglesia que Santa Genoveva recomendó que al Rey Clovis que construyera en honor a San Pedro y San Pablo, fue su lugar de reposo cuando ella durmió en el Señor cerca del año 512 a la edad de 89 años. Sus santas reliquias fueron posteriormente trasladadas  a la iglesia de San Etienne du Mont en París. Gran parte de sus reliquias, y las de otros santos, fueron destruidas durante la revolución francesa.

En la edad media, Santa Genoveva fue considerada como la patrona de los vinicultores.

_____________________________

©  O.C.A. México 2017

_____________________________